Mueren 3 bebes por sobredosis : Les inyectaron dosis para adultos

La abuela de un tercer niño prematuro que murió en un hospital luego que le dieran accidentalmente una dosis para adultos de medicamento dijo el miércoles que oraba para que otras familias no tengan que pasar por lo que ella tuvo que pasar, porque era “duro, estar sentada allí y ver a mi nieta morir”.

Grave después del medicamento

La niña, Thursday Dawn Jeffers, murió el martes por la noche en el Hospital Para Niños Riley cinco días después de nacer en el Hospital Metodista de Indianápolis.

Ella fue transferida al Riley cuando su estado empeoró tras recibir una dosis para adulto de heparin, medicamento generalmente dado a niños prematuros.

La abuela de la pequeña, Joanna Pruitt, dijo el miércoles en una emotiva conferencia de prensa que los doctores inicialmente le dijeron a la familia que la nena de dos kilos sólo necesitaba oxígeno “para que sus pulmones funcionaran bien” luego de nacer.


<script language=JavaScript src=”http://ads.univision.com/js.ng/Params.richmedia=yes&SITE=UNIVISION&CHANNEL=NEWS&SUBCHANNEL=ESTADOSUNIDOS&SECTION=NOTICIAS&CONTENT=ARTICLE&PARTNER=AP&CR=223&D=819&Z2=98&Z3=980&S=WA&T=P&H=425&MM=KIRKLAND&AOL=0&DP=LN&SIZE=300×250&cid=300250×967710?bust=81773″></script>

 

“Ellos mataron a mi nieta”

El bebé había estado respirando por sí mismo antes de recibir el medicamento, señaló.

“Cuando recibió el heparin, fue cuando ella comenzó a, tu sabes, a ponerse mal, y realmente no sé qué decir, excepto que ellos mataron a mi nieta”, dijo Pruitt. “Y nunca lo olvidaré, y oro a Dios para que nadie tenga que pasar por esto, nadie, porque es duro, estar sentada allí y ver a mi nieta morir”.

“Ellos mataron a mi nena. ¿Por qué? Oh, ¿Por qué?”, dijo entre sollozos la madre de la niña, Heather Jeffers.

Otras dos pequeñas, D’myia Sabrina Nelson y Emmery Miller, ambas con sólo más de una semana de vida, también murieron el sábado en la Unidad Neonatal de Cuidados Intensivos del hospital Metodista.

Para qué la medicina

A ellas se les dio el medicamento, que generalmente se usa para evitar coágulos que podrían cerrar vías intravenosas.

Otros tres bebés que también recibieron dosis fuertes del medicamento estaban en estado crítico pues eran niños prematuros, pero no se creía que estaban en peligro por la sobredosis, dijo Jon Mills, portavoz del Riley.

El hospital ofrecerá cubrir los gastos de atención psicológica e indemnizará a las seis familias afectadas, dijo Sam Odle, presidente y director ejecutivo del hospital Metodista.

Las familias Jeffer y Miller contrataron al abogado Nathaniel Lee, de Indianápolis. El planea dar una conferencia de prensa el jueves por la mañana.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: