Flac el nuevo archivo de compresion de sonido

Free Lossless Audio Codec (FLAC) (Códec de compresión de audio sin pérdida en español) es un formato del proyecto Ogg para codificar audio sin pérdida, con la desventaja que los archivos ocupan bastante más espacio. Esto significa que el archivo inicial puede ser recompuesto totalmente.

Otros formatos como MPEG-1 Layer 3 (MP3), Windows Media Audio (WMA), Advanced Audio Coding (AAC), (Ogg Vorbis), Adaptive Transform Acoustic Coding ATRAC, ADPCM, etc., al comprimir el archivo pierden, de forma irreversible, parte de la información del original, a cambio de una gran pérdida de tamaño en el archivo. FLAC no pierde tanto tamaño de archivo, rara vez baja de dejar el archivo en un tercio del tamaño original, ya que no elimina nada de la información contenida en el original. Como norma se reduce entre la mitad hasta tres cuartos según el tipo de sonido procesado.

El proyecto incluye:

  • el formato propiamente dicho
  • libFLAC, una librería para poder programar compresores y reproductores, además incluye los metadatos de los archivos.

Comparaciones

FLAC está diseñado para comprimir audio. Debido a ello, los archivos resultantes son reproducibles y útiles, además de ser más pequeños que si se hubiera aplicado directamente al archivo PCM un algoritmo de compresión genérico (como ZIP). Los algoritmos con pérdida pueden comprimir a más de 1/5 del tamaño inicial, a costa de descartar información; FLAC, en su lugar, usa la predicción lineal para convertir las muestras, en series de pequeños números no correlativos (conocido como “residuos”), que se almacenan eficientemente usando la codificación Golomb-Rice (ver: “Reglas Golombinas”, o “Golombianas”). Además de esto, para aprovechar los silencios (donde los valores numéricos presentan mucha repetición) usa codificación por “longitud de pista” (RLE“Run-Length Encoding”) para muestras idénticas.

Nota: RLE y RAE son conceptos provenientes de la lectura mecánica de los registros, y se corresponden a las lecturas con “Velocidad Lineal Constante” (típicas de las cintas magnetofónicas), y con “Velocidad Angular Constante” (característica de los discos y gramófonos. En los lectores de CD, se puede seleccionar un método u otro de reproducción, según los parámetros de grabación. El más común es CAV, pero el CLV permite una mayor linealidad en el registro; aunque requiere el concurso de servos para controlar la velocidad angular del rotor, según se acorta el radio de la pista.

FLAC se ha convertido en uno de los formatos preferidos para la venta de música por Internet, al igual que Monkey’s Audio que funciona idénticamente bien. Además es usado en el intercambio de canciones por la red, como alternativa al MP3, cuando se desea obtener una mayor reducción del peso que en un archivo WAV-PCM, y no perder calidad de sonido. También es el formato ideal para realizar copias de seguridad de CDs, ya que permite reproducir exactamente la información del original, y recuperarla en caso de problemas con este material.

FLAC no soporta muestras en “coma flotante”, sólo en “punto fijo”. Admite cualquier resolución PCM de 4 a 32 bits, y cualquier frecuencia de muestreo (sample rate) desde 1 a 65535KHz, en incrementos de 1Hz.

Características de los archivos

Los archivos FLAC suelen tener esta misma extensión (*.FLAC); son perfectamente reproducibles con algunos reproductores, incluso en computadoras antiguas, ya que una de las caracerísticas del proyecto, es que los archivos decodifiquen en modo sencillo. Además permiten usar la función búsqueda. Estos archivos, son de velocidad de bits variable, porque no todas las partes de una misma canción son igualmente compresibles.

Otra característica es que, como todos los formatos sin pérdida, el ratio final depende mucho del estilo musical, y de su complejidad y variedad sonora, a parte de la propia canción. Para música clásica obtiene ratios de aproximadamente 1/2; en otros estilos, como el dance o el rock, los archivos se quedan desde 2/3 hasta 4/5 del tamaño origial en formato PCM. Otro factor de mucha importancia es la existencia de los silencios, ya que algunas canciones tienen varios segundos al principio o al final.

http://flac.sourceforge.net/ 

Desarrollador: Xiph.Org / Josh Coalson

 MP3 vs. FLAC (lossless)

El gran debate ya ha empezado, al menos desde que los puertos de algunas redes P2P y comunidades de intercambio/descarga multimedia hayan sido franqueados por ficheros FLAC, generados por uno de estos nuevos codecs libres que han visto la luz frente a los populares formatos de compresión de audio dañina, encabezado por el MP3, luego el OGG, y seguidos en sus surcos por los demás formatos existentes. Muchos “exprimen” sus CDs (generalmente se tratará de música, y en formato WAV) en nuestro ordenador, para que así ocupe un espacio menor y lo hacen comprimiéndolo a un MP3, lo que en cuestiones de coleccionismo al más alto nivel no es bien visto, veamos porqué: Esencialmente, las técnicas de compresión se catalogan según si esta compresión supone pérdida de la información del archivo (aunque ésta no sea audible por los humanos) o no. En el primer caso, se dice que el formato es lossy, y son ejemplos de ello Ogg / Vorbis y MP3.

En el segundo hablamos de formatos lossless, y incluye FLAC, SHN, APE. El rendimiento de cada uno de estos algoritmos es distinto y con una librería propia. La comunidad de software libre desarrolla codecs para que sea el estándar en todo lo que concierne al mundo del multimedia (audio y vídeo), ya sea en funciones de creación, edición o reproducción. Su diseño basado en un sistema de plugins, ofrece la posibilidad de añadir fácilmente formatos (lo que técnicamente se conoce como codecs) a cualquier programa que utilice esta librería, como es el caso de los programas Flac Fronted y CDex. Las canciones comprimidas en este formato (lossless) pesan alrededor de 70% a 50% del original, bastante más eficiente que utilizar un formato de compresión general (como ZIP) aunque menos que lo que se puede lograr con códecs de compresión con pérdida de calidad. Los archivos FLAC son reproducibles en una gran cantidad de reproductores para PC (Windows y Linux) y Mac, además de varios dispositivos portátiles gracias a Rockbox (entre ellos, el iPod). Otras ventajas de este formato incluyen su soporte para streaming, su velocidad de decodificación (mi viejo Pentium III se la puede sin problemas), soporte para múltiples canales y altas resoluciones. Entre sus “desventajas” esta su mayor lentitud al codificar en modos de mayor compresión, los que además no son mucho más eficientes que la opción predeterminada. El codec FLAC (Free Loosless Audio Codec) nos permitirá dar nuestros primeros pasos con este formato de compresión de audio sin perdidas, capaz de reducir el tamaño de un fichero WAV hasta un 50%, como se dijo líneas arriba. Sin perdidas algunas significa que lo hace sin alterar siquiera las frecuencias más agudas ni los bajos, pudiendo escucharlo a continuación en nuestra mini-cadena de música o incluso volver a pasarlo a WAV, obteniendo un fichero idéntico al original. Por sí persisten algunas dudas, nos permite calcular los checksums a fin de cerciorarnos de la integridad tanto de los ficheros WAV fuentes como los resultantes FLAC. El FLAC, un códec de audio de compresión sin pérdida (que es de libre distribución), lo que significa que, a diferencia de MP3, AAC, Ogg u otros, no existe pérdida de información desde la fuente de audio, lo que lo convierte en un formato ideal para colecciones de muy alta calidad o para respaldar tus discos más valiosos, ya que permite reconstruir el audio original en su totalidad. Próximamente en nirvanaheart estaremos publicando un completísimo manual para que puedan crear sus propios lossless y así crear fidedignos respaldos o para fines de colección e intercambio.

Anuncios

2 comentarios to “Flac el nuevo archivo de compresion de sonido”

  1. Akira Says:

    Bueno, este formato no es tan nuevo que digamos, ya tiene sus añitos y según tengo entendido los ipod (no se a partir de que generación) puede reproducir este formato. EL problema es que no comprime tanto como el mp3. Por ejemplo un cd de 700MB, puede ser comprimido con suerte a 350MB. Yo he visto que generalmente los fanáticos de grupos, distribuyen los conciertos de los grupos en este formato, por ejemplo la página http://www.dimeadozen.org/

  2. NENE Says:

    Un lossless es lo mejor en cuanto a calidad, muy por encima del mp3. Ah, soy el que escribio ese articulo de MP3 vs. FLAC (lossless)
    Gracias por darlo a conocer.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: